Como la luna, como las flores, como tu alma.
Veo tus ojos, tu labios, tus mejias.
En ellas, no hay nada más que lindura, bellesa, solo tu.

Si tu, una linda ternura que cuando hablas, tus palabras brotan felicidad.
Surgen caricias de alegria, de amor virgen, de amor eterno.
Tan tierna que pareces un angel extraviado.
Oh mi niña, que dulce eres, que lindo es conocer tus llantos.

Advertisements