Un día más transcendiendo como una maquina aceitada.
Determinando camino, ritmo, futuro.
Frustrante horas de empeño absoluto.
Concentración aguda con un solo propósito.
Ejercer, practicar, trabajar sin errores.
Llenar una vez más expectativas infinitas.
Que el mundo industrial capitalista emprimen en cada proletario.
Con la afinidad de un propósito único, el margen económico, la ganancia humana.
Si, un día más , lleno de energía, de nuestra energía.
Contentos entablamos el camino.
Tomamos la rienda como buenos mozos.
Al final sin importar la afinidad progresiva de explotación del hombre por el hombre.
Nuestra meta es una.
Sobrevivir, alimentar, proveer a la familia, a los hijos.
Para que un día cercano, nuestros frutos dicten y deduzcan un camino mejor, una lógica mejor.
Hoy, continuemos nuestro embargo constante, el trabajo.

Advertisements