Me atrincheran, me doblegan y

Me hierve el alma.

Me ahogo de angustia al no recibir nada a cambio.

Soy digno de humildad y me doblego esperando por tu amor.

Grita mí nombre, dime amor mío!

Ó simplemente dame atención tierno con cariño.

Seguiré mí camino con mí obligación de dar

Nada menos que mí alma y todo lo que es amarte.

Tú eres lo que eres y nunca cambiarás.

Brechas se hacen!

Con frente en alto, abriré la mía.

Y con sudor de amante seré constante.

Porque el Azul de tus ojos me traen loco.

Advertisements