Te veo
Como la avispa luciendo sus colores
Sobre la flor, zarpeando su miel,
Llenando de líquido suave, dulce
Y saciable, su cuerpo falible.
El desplego amenazante con una postura
De una inocente en busca de placer.
La vista se transforma en fantasía
Erótica cuando el amarillo vivo
De tus cabellos ciega instantáneamente,
La mente te lleva a la cima de la montaña
Con una rapidez de un suspiro desesperante,
Con la ansiedad de hacerte el amor.
Al caer en el abismo ansiado,
Con el sudor brotando de poros agitados,
Derramándose sobre las curvas de tu alarmante cuerpo exotico.
El movimiento repetitivo y cambiante
De tu cintura y hombros excitan la mente,
Como las nubes que cubren los rayos del sol
En la cima del Mombacho,
Al ritmo de tus pujidos y satisfacción
Exponencial, tus movimiento en cronología
Avanzan y se acercan a un final placentero orgásmico
De euforia infinita.
Dame una y otra vez más,
Te veo, y el juego comienza otra vez.

Advertisements