Tierna como una flor y radiante como la estrella del norte
Tu sonrisa inocente natural digna de amar y explorar
Tan nueva eres que tu cuerpo frágil agita deseos
Ojos azules, labios de ceda, corazón en desarrollo
Mente de alborada en la primavera
Alegría que llena el alma con brotes cálidos eróticos
No hay más que suprima un anhelo urgente
Como el olor de tu piel, la canción de tus palabras
El beso plaga la conciencia con amor eterno
Vida simple pero admirable
Al cielo te llevo sembrada en el alma
Como la cruz a cargar en mi calvario
Al final del viaje ansiado
El destino definido tierno terminara
Flores y estrellas testigos de tu majestad.

Advertisements