Va tan rápido como la luz del sol.

Los rayos que salen me recuerdan tu ser.

Que alivio cuando los veo.

Veo nada pero tus ojos, tan radiantes que embrujecen mi espíritu.

Me vuelve tan loco que me manea el alma.

Te quiero y  quererte más es sobrevivir en cielo de ángeles.

Eres lo que suspiro y sin ti seria muerte súbita.

Advertisements