Cuando estaba aun muy chavo, me encantaba y aún me encanta el grupo musical de protesta Guaraguao. Me podía toda las canciones de memoria y las cantaba a gritos. Una de las canciones es ” Que Viva El Estudiante”. Cuando cantaba esta canción y en especial la siguiente frase, lo hacía con enojo, y me molestaba tanto que lloraba de colera, de tristesa y de júbilo revolucionario, ” Y usted no la va  a creer, pero hay escuelas de perros y les dan educación”.

Hoy, están irónico, que mi perro Paco está en su segunda clase de obediencia. Me pongo a pensar, analizar, y a comparar lo que era yo, como pensaba yo, y como me sentía yo acerca de lo injusto, de lo increíble, de lo insólito, pero hoy la injusticia aún existe, sin importar que lo que se hace con perros, sin importar donde me encuentro, y que es lo que hago.

Lo que está muy claro es que nunca hay que olvidar de donde vengo y porque soy lo que soy! Si, y usted no la va a creer pero a mi perro lo quiero mucho y me da amor incondicional que nadie, pero nadie me lo daría, y es por eso que lo hago con amor y no con el lujo que antes pensé era educar a un cane.

Advertisements